laura-aguilera1-1-e1476452896275.jpg

Entrevista a Laura Aguilera

Hoy visita la Cuitácora, Laura Aguilera, una soñadora y entusiasta que siempre busca nuevos retos en su vida. Está constantemente planteándose proyectos que le completan tanto a nivel personal como profesional. Es psicóloga y psicopedagoga, y en marzo de este mismo año abrió su propio centro de psicología infantil y psicopedagogía, el Centro PAI, cuyo nombre proviene de las siglas de su página web Psico Ayuda Infantil. Llevaba fantaseado desde hacía algunos años con ello y cuando llegó el momento adecuado y vio que podía embarcarse en esa gran y maravillosa aventura, se puso manos a la obra.

Su propósito con “Psico Ayuda Infantil” es poner al alcance de todos, información sobre diferentes temas de interés tanto a nivel psicológico como educativo, e impartir talleres para escuelas donde se fomenten las inteligencias múltiples y la inteligencia emocional.

Mediante el libro que publicó este año “El descubrimiento de las inteligencias múltiples”, propone hacer accesible a los niños el conocimiento de las diferentes inteligencias y que aprendan a valorarse por sus propias capacidades. Así como ofrecer a padres y profesores diversas metodologías para fomentar cada una de las inteligencias en los niños.

La educación escolar se encuentra hoy ante un gran reto ¿Qué problemas enfrenta nuestro país que estén ligados a la educación?

El problema que tiene nuestro país es la dinámica y metodología a la hora de impartir los aprendizajes dentro del aula y la evaluación de los alumnos. Hay que tener en cuenta que cada niño es diferente, y por tanto, en una clase se encuentran alumnos con diferentes competencias, formas de aprender y de entender el mundo que les rodea. Estandarizar la educación como si todos los niños fueran iguales limita su desarrollo educativo y emocional.

Es necesario tomar consciencia que los aprendizajes deben impartirse en diferentes modalidades para que éstos lleguen al alcance de más niños, y a la vez, se sientan motivados por aprender.
En cuanto a la lectoescritura y las matemáticas, considero que tienen demasiada importancia y que convendría reflexionar para que la música, el deporte y el resto de asignaturas que se consideran secundarias, fueran igual de importantes en la escuela.

Se habla mucho de las “Escuelas de Inteligencias Múltiples” ¿Consideras las inteligencias múltiples y el aprendizaje por competencias los retos pedagógicos actuales?

Por supuesto. Estoy completamente a favor de las Inteligencias múltiples. La visión que aporta de las diferentes inteligencias y habilidades de cada niño permite que se tome la individualidad de cada alumno como referencia para su aprendizaje. Estas escuelas permiten que cada alumno saque su potencial, y es sin duda, una forma estupenda de personalizar el aprendizaje.

El aprendizaje por competencias es una dinámica perfecta para ello. Como decía antes, la educación estandarizada limita el desarrollo educativo de cada niño, pero con este tipo de aprendizaje, se rompe la barrera que limita al alumno para ver más allá y observar la infinidad de cosas que cada uno de ellos puede conseguir con sus propias competencias. No hay mejor forma para que aprendan y tomen conciencia de lo mucho que valen por sus diferentes capacidades.

Gardner y sus colaboradores afirman que Albert Einstein no posee una mayor inteligencia que Leo Messi, ¿En qué crees que se basa la sociedad actual para decir si una persona es inteligente o no?

Gardner, al exponer que no hay una sola inteligencia, permite diferenciar a cada persona por sus potencialidades. Albert Einstein tenía un tipo de inteligencia diferente a la que tiene Leo Messi, y en este caso no se valora más la inteligencia lógico-matemática de Einstein de la inteligencia cinético-corporal de Messi. Simplemente son diferentes inteligencias.

Creo que el reto radica en que la sociedad comprenda que todas las inteligencias están en el mismo nivel, y no debe considerarse la habilidad en las matemáticas por encima del deporte. No es un reto fácil que se tome conciencia de ello, ya que siempre hemos sido instruidos en la escuela que ser habilidosos en lenguas y matemáticas era sinónimo de inteligencia. Sin embargo, considero que es necesario cambiar este punto de vista de la sociedad actual, y Gardner ha hecho un trabajo excelente que ha abierto muchas mentes.

Cada vez son más los colegios que incorporan el fomento de la creatividad y la inteligencia emocional en el aula ¿Las consideras unas competencias a desarrollar en el colegio?

Sin duda alguna, además, considero que son completamente necesarias. La inteligencia emocional es un concepto bastante novedoso y cuando yo era una niña no se trataban estos temas. Es una suerte que poco a poco se vaya avanzando para el bienestar del crecimiento de los niños.

Fomentar la inteligencia emocional en el aula permite que los niños crezcan más felices y se comprendan a ellos mismos, por lo que les ayuda a aceptarse, y como consecuencia, a valorarse. Ser capaces de reconocer sus emociones y las del resto de sus compañeros, reflexionar sobre ellas y enseñarles modos de gestionarlas, permite que se adapten adecuadamente a los cambios, a sus estados de ánimo y a la adaptación social. Recuerdo de niños, incluida a mi misma de pequeña, que cuando nos pasaba algo en clase, con los amigos o dentro del seno familiar, no estábamos preparados para afrontar nuestros sentimientos ni para gestionar conflictos en el aula, por lo que se experimentaban sentimientos de ira, frustración, tristeza… y no había modo de dirigirla con éxito.

Por otro lado, la creatividad es una fuente de emociones. A mí siempre me gustó escribir, dibujar, pintar, hacer manualidades, aún hoy en día lo hago y me ha permitido crecer a nivel emocional y desarrollar mi imaginación. Con la incorporación de la creatividad en la escuela, los niños pueden expresarse tal y como se sienten, experimentar y descubrirse a ellos mismos. Es una competencia que no debería faltar en ningún colegio, es maravillosa.

¿Crees que es importante que los docentes intenten conocer cómo funcionan sus alumnos para poder así enseñarles mejor?

Desde luego. En mi caso, considero que la educación debería basarse en el modelo de inteligencias múltiples. Por lo tanto, conocer qué tipos de inteligencia dominan en cada alumno sería un factor prioritario para saber cómo aprenden mejor cada uno de ellos y así, impartir los aprendizajes de la mejor manera para cada alumno, buscando a su vez, la integración de las diferentes inteligencias con otros alumnos para fomentar el trabajo cooperativo. Puede parecer un coste de tiempo muy elevado, pero me parece un coste más elevado impartir la clase del mismo modo para todos y que la mitad de ellos se queden igual que estaban. El esfuerzo merece la pena.

En la actualidad, se conocen muchas tendencias educativas a nivel mundial ¿Cuáles son las tendencias en tecnología educativa que merecen ser destacadas?

Me parece interesante destacar el aprendizaje basado en juegos o Game-Based Learning (GBL), ya que hacer uso de los juegos como herramientas de apoyo para el aprendizaje, la asimilación de contenidos e incluso para la evaluación de los conocimientos, es un gran avance y motiva a los niños. Permite un aprendizaje activo en el que el alumno razona y es autónomo, controla su propio aprendizaje, al implicar libertad de improvisación ayuda a potenciar su creatividad e imaginación, fomenta las habilidades sociales al realizarse de forma colaborativa, y contribuye a la alfabetización digital. Es un medio increíble para trabajar, aprender y divertirse.

Por otro lado, la robótica que está pisando bastante fuerte en la actualidad, es sensacional, así como la realidad aumentada y la realidad virtual educativa.


Conociendo un poco más a Laura Aguilera…

Tres palabras que me definen...

Emprendedora, entusiasta y creativa.

Mi sueño pedagógico es...

Erradicar el fracaso escolar. Me gustaría que se tuviera en cuenta la individualidad de cada alumno para que el aprendizaje estuviera adaptado a las competencias de cada niño, para eliminar de una vez por todas el fracaso escolar con este tipo de metodologías educativas y que los niños se sientan orgullosos de sí mismos, de sus logros y se valoren.

Una persona referente para mi...

Montserrat del Pozo, la directora del colegio Montserrat de Vallvidrera que ha implantado con éxito la teoría de las inteligencias múltiples en el ámbito educativo.

Una frase que me inspire...

“El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información” de Albert Einstein, porque para asimilar los aprendizajes debemos sumergirnos en ellos, vivirlos y hacerlos nuestros.

Entrevista a Laura Aguilera

Laura Aguilera
Psicóloga y psicopedagoga. Centro PAI

Redacción CuicuiEntrevista a Laura Aguilera
Share this post

Join the conversation